¿Cuánta nostalgia cabe en una noche?

Image

¿Cuánta nostalgia cabe en una noche? ¿Y en tus zapatos? Todavía pienso que me extrañas.

Echar de menos. No puede medirse en unos pasos.

Cuánto frío dejaste. No tienes ni idea. Lo peor no es que olvidases la ventana abierta, es que no la pude cerrar. Encajada, junto a mis sentidos. Ya lo sé, mi culpa es mía, pero la tuya no la quiero más en mis almuerzos.

¿Qué importa? Si los desayunos son largos. ¿Qué importa ahora? Y las miradas perdidas, y los cigarrillos finos. Casi tanto como mis esfuerzos. Y los silencios indecisos,  también inocentes.

Despiértame esta noche. Ya sabes para qué. Sí, también lo sabes. La almohada se despierta en los pies. Y estos sueños –no hay quien los dibuje- que no aprenden cómo dejar de andar descalzos.

Anuncios
1 comentario
  1. Laila dijo:

    La nostalgia a veces no deja caminar… Es bonito, siempre lindo recordar, guardar sentimientos, pero igual importante avanzar, no estancar los sentimientos en los recuerdos… La nostalgia a veces mata, no deja descubrir lo nuevo que se asoma por esa ventana siempre abierta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: